Certificado ISO 9001
25 años de experiencia

Servicio técnico

en toda  España

  • España
  • +34 902 195 850 / 656 880 849
  • info@interozono.com
Certificado ISO 9001
25 años de experiencia

Servicio técnico

en toda  España

AGUA EMBOTELLADA

Ozonización del agua embotellada.

Incluso las más higiénicas y modernas técnicas de embotellado de agua mineral o de beber no pueden impedir que algunos gérmenes viables queden en el agua o sean arrastrados por el aire o por el cierre. Aunque e agua embotellada es inobjetable en su condición bacteriológica, la multiplicación de gérmenes secundarios conlleva grandes colonias (10 – 10 ml.), dependiendo de la duración y temperatura de almacenamiento. Habrá una disminución pasado algún  tiempo, posiblemente causado por el efecto inhibidor de los propios productos del metabolismo de algunos microorganismos.

Esta segunda multiplicación de gérmenes solamente puede conseguirse vertiendo agua esterilizada en vasijas esterilizadas. El embotellamiento bajo la protección del ozono ha sido empleado con éxito para este propósito, por numerosas plantas embotelladoras.

Desinfección tratamiento bebidas embotelladas envases

El ozono oxida los posibles vestigios presente de sustancias orgánicas que pueden deteriorar el gusto: los productos de oxidación son retenidos en carbón activo.  Así el tratamiento de ozono también resulta una indiscutible mejora en la calidad y el gusto del agua.

ozono tratamiento

La ozonización puede llevarse a cabo en una o dos fases, conforme al contenido del manganeso. Una de las fases del tratamiento solo es posible cuando el contenido de manganeso es inferior a 0,02 MG. MN. /L. en este caso el agua es tratada con 03. – 0.5 MG de ozono /L. todo el hierro es así oxidado a la forma trivalente y se puede eliminar filtrándolo a través de un filtro de grava. Después de esto, el agua aún contiene suficientes residuos de ozono para embotellarla. En el caso de un contenido en manganeso superior a 0,02 MG. / L  el agua toma una coloración violeta por el Ion de permanganato, y se debe emplear el procedimiento de dos fases. Después de una primera ionización el agua se filtra a través de un filtro de grava para retirar el hierro y se pasa por carbón activado, donde el manganeso es reducido a un estado tetravalente y es retenido.

Interozono economía, ecología, eficiencia

“Ecología, Economía y Eficiencia”

Certificación Registro sanitario

El filtro de carbón activado tampoco quita compuestos orgánicos oxidados. Después de esta filtración el agua está en una condición inobjetable bacteriológica y químicamente. Pero a pesar de todo, no puede evitarse una cierta infección en el filtro de carbón activado y durante el proceso de embotellamiento, ya que el carbón activado descompone un exceso de ozono, por esta razón es necesaria una reozonización para la que 0.1 – 0.3 MG de ozono son suficientes. Esto asegura que todo germen que haya entrado secundariamente será destruido y que el espacio entre la superficie  del agua y el cierre estará esterilizado por el leve escape de gas de ozono que sale del agua. Conforme a toda experiencia, el agua embotellada de esta manera no requiere ninguna adicción del oxido de carbono y se conserva libre de gérmenes todo el tiempo que esté cerrada herméticamente.

Top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies